By htprod

Hola a todos, estoy aquí de nuevo para contar diferentes anécdotas del rodaje de “La historia” (http://www.vimeo.com/1595229), un poco del “cómo se hizo” y para agradecer a todos los miembros del equipo su gran dedicación.

En primer lugar quiero dirigirme al Director/guionista/montador… Miguel Ángel, porque sin él, ninguno de nosotros podríamos haber participado en este corto, de hecho, sin él, este corto no existiría. Así que muchas gracias por darnos esta gran oportunidad y ser siempre tan paciente, profesional y cercano.

Durante el rodaje de este corto hemos ido a diferentes lugares de la Comunidad Valenciana, en mi labor de producción contacté con Carlos Serrano y él, sin mayor dilación, se ofreció a prestarnos sus increíbles coches, su casa y su arte (es uno de los actores también). Muchísimas gracias Carlos, por tu hospitalidad, por hacer la persecución con tu hermano y por dejarnos usar tus coches, etc. Digna de mención dicha persecución con el director asomado por la ventanilla del coche, cámara en mano.

En la siguiente foto, Carlos Serrano y Marina Furió (chica de la historia) con el ferrari de Carlos el día del rodaje de la persecución, fue en Jávea (Alicante).

En la siguiente foto vemos a parte de los actores del corto en un descanso del rodaje en Jávea, de izquierda a derecha: Mireia Ortega (gótica), Fran de la Torre (chico de la historia), Marina Furió (chica de la historia), Juan Carlos Serrano (malo de la historia)

Yo (Paula) junto al Hummer:

Los primeros días de rodaje los dedicamos a la parte de la fiesta en que el grupo de amigos dispares empiezan a crear la historia. Fueron días de sudar la gota gorda, y no porque hiciéramos un esfuerzo sobrehumano (los actores) sino porque Valencia, en pleno verano, encerrados en un piso (gracias César por dejar rodar en tu piso hasta altas horas de la mañana) y sin aire (por evitar el ruido), es bastante sofocante. Y si no que se lo digan a Miguel Ángel que no para de moverse con la cámara y está bien pegadito a los focos. Oh, los focos, qué calor tan agradable desprenden.

En la siguiente foto vemos a parte de los actores repasando el guión (Nieves Soria y Adrián Romero), a Miguel Ángel agotado y a Manuel Frontela (maquillador y peluquero) preparando a Mireia Ortega (gótica).

En la siguiente estamos Miguel Ángel y yo, en la foto queda patente quién llevó a cabo mayor actividad física en este rodaje (ojo al guión en la mano, crecían como setas)

Pero no vayáis a creer que yo solita he hecho labor de producción en este corto, uno de los fundadores de HT y parte vital de todo corto que realicemos es Pau Cerdá (el actor que hace de “volcao” con gorro en la fiesta). Así pues, para rodar una fiesta y hacerla creíble, había que comprar comida y bebida de “atrezzo”, allá que nos fuimos a las 16:00h a comprar, así volvimos (hacer click en las fotos para ver más grandes):

La espera valió la pena, y me refiero al maquillaje y peluquería de Manuel Frontela, que encarado a un ventilador, nos dejó a todos perfectos, a continuación fotos de los resultados:

Jose Beltrán (David)

Carlos Serrano (Dani)

Adrián Romero (Sergio)

César Tormo (Jorge), ¡gracias por los focos de tu hermano y por tu casa!

Las pijas, Paula Ramos (servidora) y Nieves Soria (Noemi):

El trabajo de Manuel maquillando fue impecable y la transformación a la que sometió a las góticas (tanto la de la fiesta como la de la historia) y al vampiro, es una obra maestra. A continuación vemos una foto del director recogiendo la “escena”:

Una de las partes del corto que más ha gustado es la del comienzo de la historia ficticia, cuando sale la chelista y el vampiro, con ese “blanco infinito” de fondo. A mí me parece una escena muy cuidada y fetichista (para mi eso es positivo, no malinterpretar). Para la iluminación y el espacio contamos con la ayuda de mi amigo y fotógrafo Juanra García, que nos cedió su estudio de fotografía y sus focos, así como su consejo, en la siguiente foto podéis ver a Miguel Ángel con Juanra en el estudio:

Muchas gracias a Isabel García (chelista) por ofrecer su arte, sus manos y su chelo de manera desinteresada, y también a Ignacio Calatayud (vampiro) por ese sentir tan auténtico y su presencia imponente (a mí me impacta el mordisco). Pero el vampiro no tendría dientes, ni le crecerían al abrir la boca si no fuera por Dani Sarmiento, encargado de efectos 2D y desde su tierra Jaén, hacer efectos comunicando y recibiendo órdenes por el messenger es, cuanto menos, admirable.

Una de los días más divertidos de rodaje fue en “El arca de Noé” de Alicante (centro de rehabilitación de animales), cuyo fundador y dueño es Serafín Doménech, un buen amigo y acérrimo defensor de los animales. Serafín, muy vinculado a la asociación ARCADYS de Emilia Pastor (fundadora también de la protectora de animales de Valencia y mi tía, todo sea dicho) nos dedicó una mañana para rodar con la tigresa (Alaska), la pantera (Katya) y la monita (Alejandrita).

Poder grabar a una tigresa albina es un privilegio, como muchos sabéis hay pocos ejemplares en el mundo y además, tienen problemas para adaptarse en su hábitat ya que no les es posible cazar y sin embargo son presas fáciles por su color. Algunos de los tigres de “el arca” habían sufrido manipulaciones genéticas y Serafín los cuida y les da una vida digna, en el caso de Alaska (la tigresa que grabamos finalmente) su pelaje y peculiaridades le vienen de nacimiento. Fue una tigresa paciente y coqueta, que mientras andaba hacia la cámara se paraba para “acicalarse”.

La intención del director era rodar dentro de los recintos de los animales, pero eso ya era pasarse de castaño oscuro, así que grabó a través de una reja que formaba unos agujeros pequeños donde había que encajar el objetivo y que así parecieran animales en libertad.

Katya (pantera) se abalanzó sobre la reja donde estaba la cámara y Miguel Ángel pudo experimentar la “cercanía” de tan alegre “gatito”, ella sólo quería jugar…

En la siguiente foto vemos a Marina Furió (chica de la historia) a la que estoy colocando la barriga de embarazada. No se aprecia finalmente el embarazo porque fue difícil rodar con Alejandrita (mona), ya que el hombre que sale es Serafín y no se le tenía que ver la cara, además la mona iba con correa y no se tenía que ver, por no hablar del “incidente”, Alejandrita se nos asustó un poco y estaba decidida a mordisquear a diestro y siniestro. Pero todo quedó en un susto y Nastia (la niña de la historia) volvió junto a ella para darle más galletas y terminar la escena, es una actriz de primera y ¡con sólo 8 años! (¿amor de hermana?)

PD: sin los bocatas de mi madre y su furia al volante, ese día, no habría sido el mismo, he dicho.

Allí, cada animal tiene su historia y fue maravilloso ver tanta fauna y flora junta, desde mapaches a serpientes, pasando por loros, a continuación nuestro director con “iaio”:

Y sí, Miguel Ángel también hizo labor de producción, la pelea se rodó en un recinto del polígono industrial de Alzira, gracias a Jose Luis Vila y Eusebio Vila que nos lo cedieron y perdonaron el pequeño destrozo de pared (completamente imprevisto y que después de utilizó como vía de enlace del zombie con la fiesta)

Ese día fue una juerga para todos los que no éramos el director, como suele pasar. Los chicos de parkour tenían energía y bailes para dar y tomar, un día plagado de chistes y complicidad. A continuación vemos a Vicente mientras lo maquilla Manuel.

Miguel Ángel a medida que grababa iba montando un poco en plan boceto para que los chicos fueran viendo los resultados y qué cosas podían cambiarse, en la siguiente foto vemos a Daniel Hernández (zombie) junto al director. Dani, gracias a tu novia por aguantar tantas horas de rodaje el día de la casa.

Gatos pardos por los tejados, gracias chicos:

Y ahora viene “el día”, ese gran momento en que varias personas se suben a un velero sin saber qué les puede deparar el mar y la vida en general.

Gracias a Pau y sus gestiones fuimos al puerto deportivo de Castellón para rodar la escena del velero y en la siguiente foto vemos a Pau (productor), Juan Carlos (el malo de la historia), Manuel (maquillador), Marina (chica de la historia) y Fran (chico de la historia) a la llegada al puerto:

Miguel Ángel en acción luchando con los movimientos “relajantes” del velero:

Muchas gracias a Jose Cerdá y Gero por su paciencia y generosidad:

Y empieza la aventura, la poca biodramina que hay es para los actores y aquello empieza a moverse, mientras la conversación deriva en tiburones (señores, que esto es el Mediterráneo, por Dios) y todo empieza a dar vueltas a nuestro alrededor. En la siguiente foto mi color de piel amarillento, mi gesto y el brillo generalizado, denotan que el desayuno estaba a punto de abandonar mi estómago. Juan Carlos a mi lado, un malo con mucho carisma, mil gracias por tu entrega:

Y así fue, mano a mano, Miguel Ángel y yo nos metimos en el mar para airearnos, y mano a mano, acabamos en popa vomitando. (Nota mental: no subir nunca más a un barco que no sea a motor o de dimensiones considerables, en su defecto, biodramina en vena).

Una de las escenas más amenas fue la de los niños en el jardín de mi casa, la niña es Nastia y el niño es Roberto. Tengo una actriz en potencia, ¿he dicho ya que sólo tiene 8 años?, repitió la escena del anticristo unas cuantas veces a las 00:00h después de una tarde bien movidita y su actitud fue ejemplar, mejor incluso que la de algunos adultos que he conocido y que estaban en su misma situación, y aquí sí que no es amor de hermana, doy fe. Foto de Nastia conmigo un rato antes de empezar a rodar:

Edito para poner las fotos del rodaje de la escena del helicóptero, gracias a Coyotair (Castellón) que no pusieron ninguna pega. Esta escena se improvisó porque iba a ser una avioneta, pero al ver que Coyotair tenía uno de sus aparatos y estaba dispuesto a cederlo, se cambió para contar con su helicóptero, ya que era muy espectacular, además sus pilotos fueron muy agradables y nos ayudaron mucho. Las imágenes lo dicen todo, click para ver más grandes:

En la siguiente, esa manchita roja es Miguel Ángel:

Y aquí tenemos a Fran, el chico de la historia en la casa de Carlos de Jávea:

Y mi perdición en este corto es un coche, uno que no es real, uno que me enamora, el Lamborghini hecho por Jose Rodríguez desde Barcelona (Double Impact), y la nave espacial, qué maravilla.

Por no hablar de las explosiones de Dani Sarmiento, volar por los aires una plaza de toros no tiene precio. ¿y qué hay de la música?, desde Alicante Rubén Font iba elaborando las músicas con órdenes recibidas por messenger, era como leer chino, “pon más reverb”, “suena muy tu pa y quedaría mejor tutupa”… no comment, admirables todos ellos, no pongo fotos vuestras porque no tengo pero es una buena carta de presentación ver el corto y vuestras creaciones.

Bueno, si sigo escribiendo no pararé, hablaré de “the grillo” que nos ha cedido su tema “1000 noches” para el corto e incluso de zona novel (gracias cocoloco), y así así no pararía jamás.

Así que GRACIAS A TODOS Y CADA UNO DE VOSOTROS POR VUESTRA DEDICACIÓN Y POR HACER POSIBLE ESTE CORTO.

HASTA SIEMPRE

Publicado por Paula Ramos


2 Responses to “making of la historia”


  1. 1 Cocoloco
    septiembre 9, 2008 a las 11:33 pm

    Un estupendo making que refleja muy bien el trabajo y el ambiente del que habeis disfrutado en el rodaje. Enhorabuena a todo el equipo por un resultado tan profesional como el conseguido y ojala que nos deis muchos mas momentos como este.

    Saludos a tod@s


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: